You are here

Qué hacer en caso de fuga

Banner de butano
bombona_butano

En caso de que se produzca una fuga de gas en el domicilio los usuarios deben saber cómo actuar para evitar daños mayores.


¿Cómo detectar una fuga de butano?

El butano que se consume en los domicilios tiene un olor muy característico. Si al entrar en una habitación el usuario huele a gas, puede haberse producido una fuga.

El butano en si es un gas inodoro e incoloro al que se le añade un aditivo para poder detectarlo en caso de fuga. Las principales causas de fugas de gas en los domicilios vienen dadas por:

  1. Descuidos: dejarse el gas abierto.
  2. Mal mantenimiento de los electrodomésticos de gas: no llevar al día el mantenimiento de la caldera o estufa.
  3. Mal estado de la instalación: tuberías defectuosos, mal funcionamiento de los sistemas de ventilación, etc, sobre todo en edificios antiguos.

Las fugas de gas butano son más frecuentes de lo que pueden parecer, pero no tienen que acarrear daños mayores si se actúa correctamente.

¿Cómo actuar en caso de fuga de butano?

En caso de detectar una fuga de gas en el domicilio hay que seguir una serie de pasos y sobre todo recordar no activar ningún dispositivo o encender ninguna chispa.

  1. Cerrar la llave general de paso de gas.
  2. Ventilar la habitación.
  3. No encender fuego, accionar ningún tipo de interruptor que puedan generar chispazo o utilizar el teléfono móvil.
  4. Abandonar el domicilio (no es necesario pero si recomendable) y llamar a los bomberos.
  5. Informar al proveedor.

¿Cómo prevenir una fuga de butano?

No hay que temer al gas natural en exceso, aunque no se puede eliminar el riesgo de fuga en las instalaciones de butano, sí que se puede reducir, siempre que se haga un buen uso y se cumplan las medidas de seguridad.

Los clientes que dispongan de gas butano en sus hogares pueden tener en cuenta unas pautas para reducir el riesgo de fuga.

  • Llevar al día las revisiones de las instalaciones.
  • No utilizar los elementos de la instalación una vez superada su fecha de caducidad.
  • Almacenar las bombonas en vertical.
  • Cerrar la llave de paso de gas general o de paso propia antes de salir de casa.
  • Instalar una alarma de monóxido de carbono.

Además las nuevas bombonas de butano de aluminio que han lanzado al mercado Repsol y Cepsa incorporan en la boquilla una protección que reduce el riesgo de fuga.

¿Es peligroso el gas butano?

El butano es un gas altamente inflamable pero siempre que se haga un buen uso de la energía y la instalación cumpla con las normas y las revisiones no hay que temerlo. Existen dos grandes errores en relación al consumo de butano.

  1. Las bombonas no explotan: es falso que las bombonas exploten. En caso de fuga la explosión puede venir producida por el contacto del gas acumulado en la superficie de la habitación con una chispa.
  2. “Muerte dulce”: cuando una persona muere por asfixia en una nube de gas lo hace porque el gas ocupa el lugar del oxígeno. Así que la idea de morir mientras duermes por dejar el gas abierto es falsa, ya que para que esto se produjera tendría que producirse una acumulación de butano del 90%, algo imposible de alcanzar por todo el contenido de una bombona de butano.

Las bombonas de butano cuentan con un seguro que aseguran su buen estado y que el cliente contrata al firmar el contrato de suministro de bombonas de butano

Solicite una comparación para encontrar la tarifa de luz más adecuada y empezar a ahorrar

 
<
Pide butano:
Lead Source
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Teléfono*
Código postal*